¿Cómo tener éxito en la entrevista de trabajo?

La entrevista es un momento clave en el proceso de selección de personal. Una vez que la empresa o la Consultora de RRHH haya realizado una pre selección de curriculums, procederá a entrevistar personalmente a los candidatos que mejor se adecuen al cargo. 


El objetivo de la entrevista es conocer más sobre los postulantes, por lo cual es importante prepararse debidamente para esta instancia, sin perder de vista que la sinceridad es el factor clave para el éxito en la misma.

¿Qué es una entrevista de trabajo?

En la mayoría de los casos, la entrevista tiene lugar en la Empresa o la Consultora, y se realiza “cara a cara”, de todas formas también son válidas otras instancias como Entrevistas Telefónicas o Teleconferencias (Skype por ejemplo), especialmente cuando el Entrevistador se encuentra lejano geográficamente del Entrevistado. En cualquiera de los casos, es importante recordar que un entrevistador experimentado podrá detectar fácilmente y por cualquier medio (personal, teléfono, chat, etc) la franqueza de las respuestas, así como la adecuación del candidato para el puesto requerido.

La entrevista tiene como objetivo conocer las competencias del candidato, así como su temperamento, estilo personal, habilidades así como fortalezas y debilidades para el cargo, y ante los demás candidatos para el cargo.

Por tales motivos, es importante prepararse con esmero para esta instancia, ya que es la clave para continuar avanzando en el proceso de selección.

¿Cómo prepararse para una entrevista?

Es importante obtener información de la empresa a la que se está postulando y al cargo en particular. También es fundamental meditar con anticipación sobre sus fortalezas y debilidades y de acuerdo al puesto que se postula, reflexionar en las habilidades que se requieren para el mismo.

Tipos de entrevista 

Si bien existen diversos formatos, telefónica, via skype y otros, sin lugar a dudas la entrevista personal individual sigue siendo de las más utilizadas. 

Se trata de una conversación entre el candidato y un representante de la empresa que ofrece el cargo. 

El entrevistador hará diversas preguntas, orientadas a conocer mejor al candidato y analizar su perfil acorde al cargo disponible. Por este motivo, las preguntas varían en cada caso, ya que dependen del entrevistador y del puesto.

Es importante ser uno mismo durante la entrevista porque se trata de una prueba imprevisible. Uno se debe mostrar tal cual es, si bien es importante "venderse" de la mejor manera, tampoco se debe actuar como una persona diferente, porque en definitiva va a repercutir en el resultado final.

En algunos casos la entrevista puede tener formato “panel”, donde por parte de la empresa, se presentan dos o más entrevistadores. El objetivo de este tipo de entrevista es evaluar desde distintos puntos de vista al entrevistado y su incorporación en la empresa.

Las primeras impresiones son muy importantes, por lo cual es importante actuar con naturalidad, pero cuidando las expresiones tanto verbales como corporales. 

Algunas recomendaciones: 

· Ser puntual. Es fundamental llegar unos minutos antes de la hora pactada (sin excesiva antelación), y si se está demorado, avisar con la suficiente anticipación.

· Saludar al Entrevistador con un apretón de manos, sea éste hombre o mujer, sonreír levemente y mírarlo a los ojos. 

· No sentarse hasta que te lo indiquen, y hazlo siempre derecho, no muy al borde la silla. 

· Mostrarse atento e interesado y no interrumpir hasta que sea tu turno de responder. 

· Piensa antes de responder y hazlo claro y brevemente pero no con “monosílabos” (si, no, tal vez, puede ser). Trata de expresar tu opinión sin irte por las nubes ni cambiar de tema.

· Muéstrate interesado por el nuevo trabajo, pero no hables mal de tus anteriores empleadores. Si bien no estás obligado a responder a todas las preguntas, es importante aprovechar esta instancia para que el entrevistador pueda conocerte mejor. Si algunas preguntas te incomodan o las consideras irrelevantes para el proceso, puedes contestar con seriedad pero no con agresividad. Muchas veces estas preguntas buscan valorar tu control emocional. Tú también puedes hacer algunas consultas, orientadas a la empresa, el puesto, las posibilidades de crecimiento. 

La entrevista laboral, no necesariamente es el momento para realizar evaluaciones psicológicas. Si bien es habitual que el entrevistador pueda ser un psicólogo, no es indispensable que así sea. Si el cargo lo amerita, o si la empresa así lo entiende, se podrán realizar una serie de evaluaciones, que sí deben ser suministradas y analizadas por un profesional, pero no necesariamente se podrán realizar en el mismo momento de la entrevista de trabajo. Es habitual, que llegado el caso, se vuelva a llamar al postulante para realizar en otro momento las evaluaciones.

Un tema difícil…

Los aspectos económicos siempre son un tema difícil, sin embargo en la entrevista puedes consultar sobre los niveles de sueldo, beneficios especiales o compensaciones, sin que parezca que esto es tu principal motivación. Si la empresa te lo pregunta, es importante que tengas previamente estudiado cual sería tu remuneración esperada, la cual puede componerse de Salario fijo, variable, comisiones así como otros beneficios adicionales.

¿Qué es el Plan de Comunicación Interna?

Es un documento de trabajo que recopila y concreta  los objetivos que se desean alcanzar durante un periodo de tiempo, generalmente un año. En el mismo se plasman los programas de comunicación que van a implantarse.

   
¿Por qué es necesaria la gestión de la comunicación en la empresa?

Para que haya comunicación, primero debe haber “información”, lo cual se considera el primer estadio de la comunicación; se puede decir que la comunicación es la transferencia de información de un sujeto a otro, por lo cual diseñar un correcto plan que permita esta “transferencia” del modo adecuado, es fundamental.

El Plan de Comunicación Interna

El Plan de Comunicación Interna puede ser una gran herramienta para fortalecer el engagement del equipo de trabajo. Si bien la “Propuesta de valor” de la empresa puede ser muy atractiva, el comunicar de un modo efectivo, contribuye a dichos objetivos.

Para elaborar un buen Plan de CI, es importante tener en cuenta:

1) Diagnóstico: Antes de comenzar, es importante realizar un diagnóstico de la situación actual, para lo cual podemos utilizar algunos documentos ya existentes, como la evaluación de desempeño de los colaboradores, los resultados del estudio de clima interno y sin dudas, el Plan Estratégico de la empresa. Si es posible, se puede realizar un Diagnóstico de la Comunicación Interna en sí, donde se analizan puntualmente cuales son los problemas de CI de la empresa, cuales son las fuentes y canales más utilizados, quienes son los referentes dentro de la organización y otros aspectos que permiten encontrar las fortalezas y debilidades actuales, así como las oportunidades de mejora. Preguntas que permitan analizar el estado actual de las comunicaciones internas pueden ser una buena guía: ¿Desde qué  áreas se informa? ¿entorno? ¿resultados económicos? ¿Proyectos en marcha? ¿evaluación y logros de colaboradores? ¿política comercial? ¿ventas? ¿estado de pérdidas y ganancias?. El clima interno ¿Cómo es? ¿tenso? ¿distendido?¿colaborador? ¿participativo?

2) Fijar objetivos: Al igual que para los planes de ventas o de marketing, es fundamental establecer qué objetivos (cualitativos y cuantitativos) se esperan alcanzar, y delinear los indicadores que permitan verificar el cumplimiento de los mismos. Siempre con el propósito de contribuir al logro de los objetivos estratégicos de la empresa, es importante que estos objetivos estén siempre alineados con esa visión. Ademas de fijar objetivos, debemos recordar la importancia de establecer los mecanismos de revisión que permitan medir la eficacia del plan, ya sea mediante encuestas, autoevaluaciones o auditorías.

3) Contenidos: Tal vez sea este uno de los puntos críticos del plan. Asegurarnos que el contenido sea realmente relevante para las personas que lo van a recibir. En general, hay ciertos tópicos que pueden ser de interés general, como la fecha del pago de haberes o la incorporación de un nuevo Gerente, sin embargo, hay mensajes que pueden ser de interés sólo para un segmento, y muchas veces, el envío masivo de este tipo de comunicaciones, puede generar incluso, el efecto adverso. El pago de “Bonos”, si este no implica al total de los colabores, deberá ser comunicado solamente a los beneficiarios del mismo, o el beneficio de “Horario de Verano”, si solo aplica para cierta área de la organización y no para todas. Al igual que ocurre con la comunicación externa, la forma de redactar, la extensión del mensaje y el formato utilizado, sin duda también generan un resultado diferente cuando se trabajan con la debida dedicación. Temáticas particularmente complejas, como “Seguridad Laboral” o el “Reglamento interno”, son mucho mas amigables presentadas en videos o infografías, que en extensos manuales de cientos de páginas. Encontrar el formato adecuado, sin duda es la clave del éxito. Otro punto importante, es tener en cuenta que estas comunicaciones, cumplan con el manual de identidad corporativa, y estén en línea con la comunicación externa por ejemplo, siempre buscando generar la anhelada “consistencia” entre CI y CE.

4) Medios: Es fundamental seleccionar los medios de comunicación interna más adecuados para conseguir los objetivos esperados. Para ello se debe analizar detalladamente la población a la cual vamos a comunicar cada mensaje, y asegurarse de que lo reciban en tiempo y forma. Muchas veces escuchamos que la empresa ha diseñado una excelente Intranet o un sistema de mailings con alertas y novedades, pero muchos colaboradores no tienen acceso a medios electrónicos, por lo cual no reciben la comunicación igual que otros. En otros casos, los mensajes son colocados en carteleras (tradicionales o electrónicas) pero en el horario nocturno el personal ingresa por otra puerta y no las ve. Si bien parecen ejemplos simples, son variables a considerar a la hora de delinear cómo se hará llegar el mensaje a todos los interesados. A la hora de trabajar en este punto, es importante considerar además variables como la dispersión geográfica, para garantizar que la información llegue a todos al mismo tiempo.

5) Capacitación: Es importante que todo el personal involucrado en el proyecto, esté capacitado en lo que se espera del mismo, así como brindarles herramientas que aseguren la correcta implementación y transmisión de las prácticas delineadas. Si para el diseño de la comunicación será requerida la ayuda del Dpto de Marketing, es fundamental que ellos comprendan en detalle la iniciativa, o si será involucrada el área de TI para el diseño de la Intranet o los mailings, también informarles sobre el proceso, los públicos, los objetivos, etc. Un punto clave, es la capacitación a los líderes que estarán a cargo de nutrir de contenidos el sistema de Comunicación Interna.

Análisis de las tendencias económicas de este año

ADM inicia el ciclo 2017 de Desayunos de Trabajo con los Economistas Alfie y Caumont y el Doctor De Posadas, quienes harán un análisis de las tendencias económicas de este año.

Informes e inscripciones